lunes, enero 22, 2007

El traje de hada madrina

Siempre me ha costado aceptar esto de que no le gusto a un hombre, especialmente si a mí sí me gusta él. No creo que sea nada original en este pensamiento, sólo que ahora tengo la valentía suficiente para declararlo ante el mundo.

Hasta hace un año, jugaba a ser el hada madrina o la mujer con poderes mágicos que podía conquistar a cualquiera. ¿Cómo lo lograba? De variadas y diferentes maneras.

Primera aclaratoria: ¿Estoy buena? No, no lo creo. Con honestidad y autoestima, no creo pertenecer a ese grupo de mujeres que hacen que los hombres volteen en la calle como tontos con la boca abierta. Mis encantos van por otra parte.

Entonces, ¿cómo si no estoy buenota lograba conquistar al tipo que yo quería? Era justo allí cuando me ponía el traje de hada madrina y varita mágica en mano cambiaba el destino de mi amado. Todo con tal de que me quisiera (aunque sea un poquito)

Yo solía hacer todo un estudio de mercado. Observaba al hombre, lo investigaba profundamente, como un científico a sus ratas de laboratorio, buscaba información. Era como una detective. Al final, podía saber en cuestión de días si al tipo le gustaba la remolacha, qué tipo de películas veía cuando iba al cine, cuál era su grupo de música preferido y hasta por qué había terminado su más reciente relación.

Con esta información en las manos, me convertía en la mujer que él quería. Si a él le gustaba ir al Ávila, a mí también. Si a él le gustaba María Teresa Chacín, yo me compraba todos sus Cd’s y me convertía en una experta en la materia. Me hacía la mejor amiga de sus amigos. De una manera u otra me volvía indispensable en su vida.

La magia podía durar un rato. Ellos no dejaban de sorprenderse de nuestra conexión perfecta, casi hecha en el cielo. Y mientras tanto, yo alzaba mis manos como una campeona pues había logrado mi objetivo. Pero, ¿Realmente había logrado algo? ¿Tenía alguna razón para celebrar?

Los problemas comenzaban cuando mis costuras afloraban y en vez de querer ir al Ávila, yo quería ir a pasear en un centro comercial, o cuando en vez de escuchar a la Chacín como siempre, yo trataba de poner un Cd de U2, para variar la melodía. En lo que la máscara que utilizaba comenzaba a desprenderse, la magia se evaporaba. Y yo, tan ilusa como el primer día, no lo lograba entender por qué si yo había hecho todo lo que había podido, la cosa no había funcionado. Al final, salía frustrada de la relación, culpándolo a él de insensible, de no valorarme o de cualquier cosa.

Cuando comencé a observarme en esta dinámica poco saludable, en la que además invertía una cantidad de energía enorme, las cosas cambiaron. Lo primero que hice fue botar a la basura la varita mágica, el traje de hada madrina y los Cd’s de María Teresa Chacín, Deep Forest y otros tantos grupos que ni recuerdo y que jamás me gustaron.

Luego, comencé a ver qué era lo que realmente a mí me gustaba. ¡Ah! Allí entendí que no me gusta subir el cerro Ávila, que prefiero verlo desde un hermoso restaurante con una bebida en la mano. Cambié la dirección de la lupa y comencé a investigarme a mí misma, a conocerme.

Comencé a decidir por mí, basándome en mis gustos y en mis necesidades reales. Sin cerrarme ante otro y a la vez preguntándome si realmente deseo estar aquí, en este momento, con esta persona; es decir, dándome voz y voto en mi propia existencia.

Si al otro no le gusta lo que ve en mí, prefiero que siga su camino, así ninguno de los dos pierde tiempo ni energía. Si no me gusta lo que veo en el otro, sigo de largo. No trato de cambiarlo ni de adaptarme a él. Como dijo alguna vez el gran Fritz Perls, “Si nos encontramos, será maravilloso. Si no, no podrá remediarse”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy sabia tu decición de "enfocar la lupa" en vos misma. Creo que esa actitud tiene mucho más que ver con la Raiza que pude conocer.
Besos.
Mauricio. "el Sr. Director"

Joe dijo...

Que te parió a vos, al AQUI Y AHORA, a Perls, a la maldita introspección, a la sincronicidad, a la lupa... De donde sacas las energias hermana?
Sigo sosteniendo que LA NEGACION ES EL MEJOR CAMINO siempre y cuando pueda mantenerse hasta el fin de los dias! jajajajaja!!!
Que fiaca Rai, empezar de cero cada vez que me siento cerquita de la meta. Que fiaca que pocas frases sean tan ciertas como "Evolucionar o morir", que todos los días me levante sintiendo que YA NADA ES LO QUE ERA, y tener que ponerme a tratar de ponerme al día con lo que soy HOY.
En resumidas cuentas, ME CAGO EN EL CGSI Y SU HACERSE CARGO!
Te quiero!

Aviator dijo...

Estimo que los MP3 de L7D ... jajajajaja pasaron a mejor vida via tecla DELETE no?????

Para seguir leyendo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...