domingo, febrero 18, 2007

Días de Carnaval

Tengo 32 años. Y nunca me ha gustado disfrazarme. De hecho, no tengo muy buenos recuerdos de los carnavales de mi infancia. Por alguna razón, siempre me ha fastidiado esto de ser otra persona que no soy yo. Nunca lo entendí bien. Y mucho menos para qué carajo salir a pasear por las calles vestida de esa manera.

Tengo varios recuerdos relacionados a este tema.

Una vez me disfracé de payaso. Un de mis tías me pintó la cara y me prestó la ropa. Para ese momento, yo tendría uno 8 ó 9 años, llevaba el cabello cortico. El disfraz quedó hermoso, no puedo negarlo. Entré en un concurso de disfraces en la fiesta de carnaval del club del pueblo en el que vivía mi tía. La cuestión es que poco a poco iba subiendo peldaños y me acercaba a los finalistas. Yo estaba tan emocionada de ganar algún concurso alguna vez en mi vida que no escuchaba ni veía nada. Al final, quedé en tercer lugar y el premio fue una pelota de fútbol, todo el jurado pensó que yo era un varón. Yo agarré mi pelota con emoción, nadie me iba a quitar mi premio y el sabor de un gran tercer lugar.

Otro carnaval, no sé por qué razón, decidí que quería ser Batichica. Mi mamá y yo fuimos a una tienda de disfraces y creo que la vendedora nos vio cara de tontas, tanto a mi mamá como a mi, porque nos vendió un traje de Batman en vez de Batichica. A pesar de que en la televisión, Batichica usaba panlatón, los disfraces de esta mujer murciélago eran hechos con una falda. Yo no llevaba la falda, sino la malla de Batman. Lo más cumbre del caso es que salí a la calle así, vestida de Batman. Los niños varones querían jugar conmigo y las niñas no querían jugar conmigo. Yo me moría de ganas por gritarles a todos que yo era la auténtica Batichica, pues en la tele ella no aparecía con falda, pero creo que no me gasté en explicaciones y preferí cambiarme el traje por otro que tenía en casa.

También me disfracé de Fresita. Ese traje me gustaba, me parecía lindo y estaba bien hecho. Creo que lo usé por más de dos años. Mi hermano me decía que parecía "Fresota", en vez de Fresita por aquello de los kilos de más. Yo nunca le hice caso.

Cuando era adolescente fui parte de una comparsa. Eso fue divertido. Éramos un grupo de botellas de COCA COLA. Fue genial. También ganamos un premio por mejor disfraz. Fue un atuendo bastante producido. Los trajes los hizo una costurera y mi prima se fajó para conseguir y hacer los accesorios. Teníamos zarcillos de Coca Cola, pulseras, maquillaje para la ocasión y un plato de aluminio en la cabeza que hacía las veces de chapa de una botella. Yo tenía 12 años para la época y disfruté mucho esa fiesta, a pesar de que me agarraron el culo en medio del baile y que mi papá se puso bravo conmigo porque me perdí un buen rato con un italiano bellísimo que me llevaba 6 años.

De los disfraces, sólo queda el recuerdo, a veces bueno, a veces no tan bueno. Mientras tanto, como en años anteriores, este carnaval me quedo en casa, sin disfraz ni viaje pa la playa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

RAIZA YA SABES QUE YO AMO SER MUCHAS EN UNA . DE HECHO ME DEISFRAZARON DE "FRESITA" MIL VECES, AL IGUAL QUE A MARIELA JAJJAJA. ES MAS TE CUENTO QUE SIEMPRE ME QUEDE PICADA CON AQUELLO DE SER "MUJER MARAVILLA" Y LUEGO DE TENER A BARBARA CAMILA AMBAS NOS PUSIMOS DE "WONDER WOMAN" JAJJA.

henmy dijo...

Hmm hoy Raiza con sus cuentos me obligo a rescatar algunos recuerdos, quizás embotellados en cintas de video y decidí compartir un momento específico de mi infancia: tenía cuatro años, era carnaval y luego de perseguir y persuadir a mi mamá para que me comprara un disfraz de pantera rosa.
Capricho cubierto. Al otro día no fue necesario que me despertaran para meterme a la ducha -recuerda que de niña era peor que los gatos con el agua-. Me levanté solita y me metí al baño. Es más hasta fue muy poca la ayuda que necesité para vestirme esa mañana de pantera rosa. El disfraz era perfecto porque además mi contextura era muy muy delgada. Entre mis compañeros de pre escolar me sentía la sensación, además porque todos tenían que hacer con mi disfraz y con la cola del mismo. No todo fue alegría porque llegó un momento en que me fastidié y sentí que la cola de aquel disfraz podía quedar en la mano de algún compañero. Posibilidad que me obligó a lanzar una advertencia: "Si me rompen la cola les pego". Grité con fuerza y con contundencia.
Con el paso del tiempo pasó lo que me temía, Alejandro -aún recuerdo su nombre, ojos oscuros y piel morena- me dio un jalón tan fuerte que la cola quedó en su mano. La pataleta no fue normal, creo que mi llanto y gritos se escucharon hasta en el patio de la escuela. Tal como había advertido le caí a golpes a quien me rompiera mi disfraz. Mi pataleta fue tal que mi maestra me metio al baño, busco aguja e hilo y pudo "arreglar" mi disfraz, el mejor disfraz que he lucido hasta ahora. Ya grande me disfracé en una oportunidad de calabaza, fue muy divertido.. Pero jamás tan divertido y "perfecto" como aquel disfraz de pantera rosa...

Roberto dijo...

Aunque tengo la firme teoria de que nos disfrazamos todos los días, unos mas producidos que otros y con mas esmero en ciertas fechas, he de confesar que me encanta el carnaval, y de retruque imperialista globalizado, halloween. Mis disfraces de infancia estuvieron marcados por el impelable encasquetamiento de un titulo noviliario de tercera clase, cuando en el colegio, me tocaba ser el el principe que escoltaba a la reina de turno, cual especimen precoz de scort service. Sin embargo - medias pantys blancas aparte, bombaches de saten y gorritos con plumas - mi disfraz favorito era la mezcla mas postmoderna que pudiera existir. Recuerdo que un carnaval que extrañamente no salimos a recorrer Sabana Grande o Los Proceres, me quede en casa y con las partes e varios disfraces armé el mío. Así, un sombrero de Zorro, un antifaz de color, mi capa de principe y una espada como de árabe (nunca mas las medias panty) me dieron mas felicidad que los disfraces cada uno por separado. ¿Que era un pastiche? Ciertamente, pero me quede con lo mejor de cada uno de esos disfraces en mi memoria.

Para seguir leyendo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...